retroalimentación científica y cultural

Jesús Martínez Cuadrado. Tecnología joven

In especial coche eléctrico, número 4 on 10/05/2011 at 11:50 pm

La ilusión por innovar y crear riqueza desde el conocimiento permiten, todavía, mirar hacia el futuro con optimismo

Hace un año terminó sus estudios de Ingeniería Técnica de Telecomunicaciones en la Universidad Miguel Hernández. Hace un año menos tres semanas que trabaja en la empresa tecnológica murciana Comarth Engineering S.L. Gracias a su participación durante varios años como coordinador del Dátil, el vehículo que representa a la Universidad Miguel Hernández en la Shell Eco-marathon Europa, y al desarrollo de un proyecto basado en pilas de combustible de hidrógeno ahora es jefe del Departamento de Electrónica de la compañía.

Jesús Martínez Cuadrado se encuentra inmerso en el desarrollo de súper-condensadores gracias a un proyecto en colaboración con los profesores del Área de Tecnología Electrónica de la Universidad Miguel Hernández Ausias Garrigós y José Manuel Blanes.

Se trata de dispositivos permiten alargar la vida útil y la autonomía de los vehículos eléctricos. “El súper-condensador es como una batería, pero mucho más pequeña, con mucha menos capacidad para suministrar energía durante horas, pero que tiene la capacidad de absorber y entregar una gran cantidad de energía muy rápidamente sin calentarse y sin pérdidas de eficiencia por calor o resistencia”, explica Martínez. Estas características les permiten aprovechar la energía que se genera en determinados momentos de la conducción, como por ejemplo, durante la parada regenerativa, y, al mismo tiempo, suministrar de forma rápida e intensa la potencia necesaria en otras fases, como por ejemplo, el arranque o la salida de punto muerto.

Combinando este sistema con baterías cuya electroquímica sea más lenta pero al mismo tiempo, capaz de suministrar energía durante horas, el motor se adapta a las necesidades de cada etapa del movimiento. Este proyecto terminará en menos de un año, por lo que Martínez calcula que a partir de ese momento podrá ser desarrollado por su empresa en el plazo de unos seis meses. Así es como se mejorará la eficiencia y competitividad del vehículo eléctrico.

José Luis Lizán, colaborador del trabajo, se encarga de realizar pruebas en el prototipo basado en el Cross Rider de Comarth en el Campus de Elche de la Universidad Miguel Hernández.

Al mismo tiempo, está desarrollando otro proyecto cuya finalización se prevé en tres años. “Vamos a revolucionar lo que significa un coche urbano en la actualidad, este coche va a llevar cosas que tú jamás has visto en un vehículo  en la calle”, manifiesta entusiasmado el joven Jefe del Departamento de Electrónica. El objetivo del trabajo es el diseño de un vehículo urbano, de cuatro plazas, cerrado y con una autonomía de 200 kilómetros. Los motores, que alcanzarán los noventa kilómetros por hora, serán más modernos que los actuales y llevarán baterías con tecnología distinta a las de ión-litio. Con talento, trabajo y conocimiento el salto hacia nuevas formas de circular por el planeta de una forma más limpia está cada vez más cerca de nosotros. En el tiempo y en el espacio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: